puntaumbria.forosactivos.net

Se cambió en algún pleno posterior el IBI?

Sáb Sep 01, 2012 3:03 pm por ILUSA

¿Sabéis si se cambió en algún pleno posterior ésto?
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

En el artículo se dice que la "contribución" bajará del 0.85 al 0.56 pero creo que no está siendo así. Viene al 0.85 más el porcentaje aprobado por el gobierno central.

Construcción de nuevas plazas hoteleras en el camping La Bota

Jue Jun 24, 2010 6:25 am por William Martin


Extraido del último pleno


Del PGOU de la localidad costera se extrae “la apuesta por el turismo”, según el alcalde. En un primer paso, hay reservado 50.000 metros cuadrados de techo para instalaciones hoteleras de lujo y gran lujo. Estos nuevos hoteles estarían situados en la zona de la Peguera (actual SAPU-5) y en la parcela que actualmente ocupa el Camping La Bota, cuya propiedad es …


Palabras claves

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 5335 mensajes en 628 argumentos.

Tenemos 361 miembros registrados.

El último usuario registrado es pphierro.


    La Canoa...

    Comparte
    avatar
    sondepiedra

    Cantidad de envíos : 281
    Puntos : 14231
    Reputación : 4
    Fecha de inscripción : 23/09/2010

    La Canoa...

    Mensaje  sondepiedra el Jue Sep 01, 2011 8:27 am

    La Canoa, un viaje de ida y vuelta

    El servicio de pasajeros fue la clave para la Punta Umbría turística actual y tiene su origen en las iniciativas de 1883 para los Baños de Mar de la Sociedad Económica de Amigos del País de Huelva.

    La Canoa de Huelva a Punta Umbría, es de esos transportes que hacen singulares a unas localidades y a una provincia. Su nombre ya evoca un algo distinto. Hoy es algo romántico que cada año se debate en la supervivencia. Los esfuerzos de quienes la han hecho posible en las últimas décadas están en los labios de la gente agradecida. Hoy es Francisco Palmás y Miguel Martín, ayer Manuel de los Santos 'Varela' y más lejano en esta historia Antonio Toscano 'Pascasio'. A los que se suma una larga lista de empresarios del transporte fluvial que durante más de un siglo han unido a Huelva y Punta Umbría.

    La canoa continúa siendo ese cordón umbilical que acerca dos poblaciones unidas por algo más que por las aguas de sus rías. Muchos vínculos, personales, familiares que a lo largo de la historia han unido a Punta Umbría y Huelva. Una historia que se hace más cercana desde finales del siglo XIX cuando va a nacer la Punta Umbría turística de la que hoy todos gozamos. Un gran proyecto surge en la mente de una de las personas claves en el desarrollo económico e industrial de la provincia de Huelva. Guillermo Sundheim será el elemento clave para la Punta Umbría turística. Era el presidente de la Sociedad Económica de Amigos del País en Huelva, que había establecido en 1852 los Baños Flotantes en la Ría de Huelva. Aquello tenía su público y hacía pensar en otros proyectos que completaran esos éxitos. Se pensó entonces en crear una estación balnearia en Punta Umbría, a modo de la del Sardinero en Santander o Las Arenas de Bilbao.

    Huelva cuenta ya con la línea férrea de Sevilla y pronto estaría en uso la de Zafra, con lo que se veía en ella la llegada de potenciales usuarios. Los Baños de Mar en Punta Umbría se van a convertir en la gran alternativa. Guillermo Sundheim también había hecho posible el gran hotel Colón, que si entonces sorprendió, justificado está cuando en la actualidad continúa siendo uno de los edificios emblemáticos y que destacan en la visita a la ciudad de Huelva. Los Baños de Mar se convierten en la verdadera alternativa y en esta iniciativa se puede ver el nacimiento de la Punta Umbría turística y no en otra. Gracias a este proyecto de la Sociedad Económica de Amigos del País se crea una conciencia turística que va más allá de los Baños Flotantes.

    Esta iniciativa nace a la par que las llamadas casas de salud de Punta Umbría, propiedad de la Compañía de Río Tinto. Desde noviembre de 1882 el médico de la Compañía buscaba en Huelva una casa donde atender a los enfermos del staff inglés que llegados de las minas buscaban recuperarse en Huelva lejos de los humos sulfurosos que mataban a la población. No encontraba lugar alguno hasta que conoció el proyecto de la compañía de realizar dos bungalow en la playa de Punta Umbría, hasta donde los directivos ingleses habían llegados de la mano del propio Guillermo Sundheim. El doctor John Sutherlan Mackay, según datos obtenidos por el doctor Juan Saldaña, solicitó que una de las dos casas que se construían fuesen destinadas a los enfermos provenientes de las minas. Es, además, una oportunidad para que fuesen autorizados los bungalow al solicitar que fuesen considerados como casas de salud, aunque como queda claro sólo es utilizado para este fin uno de los dos. Aquella Punta Umbría de los ingleses busca en todo momento el aislamiento de la población. Ellos tendrán su propio transporte que nada tiene que ver con el destinado al público en general. Además, todo, servicio, limpieza, alimentación... llega vía compañía.

    Sin embargo, el proyecto de los Baños de Mar propuesto por Sundheim es una iniciativa abierta a todos, con ella llegará un servicio paralelo a la playa, casetas de baño, restaurantes, casino y alojamientos sin exclusividades, a las que tenía acostumbrada la colonia británica. Aprobada la propuesta de la Sociedad Económica de Amigos del País en mayo de 1883, se pretendía construir un edificio como núcleo central, mientras que la sociedad pretendía adquirir 80 casetas de maderas, sostenida sobre bastidores con ruedas para poder acercarlas más a la orilla. Para fomentar este proyecto, la Sociedad Económica Amigos del País de Huelva pone en marcha, en 1884, una iniciativa que contempla lanzar acciones. Este proyecto de los Baños de Mar lo avalan también criterios médicos por la bondad del clima. El balance de las casetas que están en servicio en el verano de 1884, fue satisfactorio. Se dice que los bañistas al principio fueron escasos pero de inmediato fue aumentando de tal modo que "es muy grande el número de personas que acude diariamente a la deliciosa playa, habiendo días que ni casillas, ni trajes, etc, han sido bastante para los turistas que allí han acudido".

    A pesar de todo, aquel edificio del balneario no fue construido, pero sí se prodigaron las casetas de baño como un atractivo turístico de la playa de Punta Umbría. Tanto que dio lugar a una zona de restaurantes, que han llegado hasta la actualidad, incluso uno de ellos aún mantiene el vestigio de aquellas casetas de baño convertida en una hilera de trasteros que hace más cómoda la estancia en la playa, donde se guardan sillas, sombrillas y todo lo necesario para un día de sol y mar.

    Pero la clave en esta Punta Umbría está en el transporte fluvial que será en los vapores que a finales del siglo XIX lleva a la población a la playa. Aquellas primeras embarcaciones de iniciativa privada serán las que posibiliten el acceso a la playa, las que lo puedan acercar a todos ya que los ingleses mantenían su exclusividad con su propio transporte, con una estricta norma de uso para sus empleados. Sí es cierto que el primer embarcadero que se construyó en Punta Umbría fue obra de los ingleses con uso compartido, aunque existió otro de titularidad pública, cuya construcción fue aprobada en 1935. Por ello la canoa se convertirá en el elemento clave para el desarrollo turístico de Punta Umbría. Es hoy el eslabón que une los esfuerzos de la actualidad con la iniciativa del ayer que ha dado los frutos que están al alcance de la manos, y es que volviendo a los ingleses hoy no hay rastro de aquella presencia, sí histórica pero no convirtió a Punta Umbría como destino turístico del que gozan otras playas del litoral de España o del Algarve.

    Mientras, aquel esfuerzo de las casetas de baño utilizado especialmente por veraneantes de Huelva y de provincias del entorno como Sevilla o Badajoz, prosperó en el tiempo haciendo realidad la Punta Umbría turística de hoy. En ese esfuerzo hay que hablar de las canoas, de aquellos barcos que recorrieron las aguas de la ría para comunicar Huelva y Punta Umbría, vapores del siglo XIX como el Anita o América, que además acercaban a la población hasta La Rábida en momentos tan importantes como el IV Centenario del Descubrimiento de América. Luego, en el siglo XX llegaron otros barcos que hicieron época, como el Isla de Saltés, el Villa Clara y la flota de canoas de 'Pascasio'.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

      Fecha y hora actual: Lun Abr 23, 2018 3:38 am