puntaumbria.forosactivos.net

Se cambió en algún pleno posterior el IBI?

Sáb Sep 01, 2012 3:03 pm por ILUSA

¿Sabéis si se cambió en algún pleno posterior ésto?
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

En el artículo se dice que la "contribución" bajará del 0.85 al 0.56 pero creo que no está siendo así. Viene al 0.85 más el porcentaje aprobado por el gobierno central.

Construcción de nuevas plazas hoteleras en el camping La Bota

Jue Jun 24, 2010 6:25 am por William Martin


Extraido del último pleno


Del PGOU de la localidad costera se extrae “la apuesta por el turismo”, según el alcalde. En un primer paso, hay reservado 50.000 metros cuadrados de techo para instalaciones hoteleras de lujo y gran lujo. Estos nuevos hoteles estarían situados en la zona de la Peguera (actual SAPU-5) y en la parcela que actualmente ocupa el Camping La Bota, cuya propiedad es …


Palabras claves

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 5335 mensajes en 628 argumentos.

Tenemos 361 miembros registrados.

El último usuario registrado es pphierro


    La ciudad de Salthish

    Comparte
    avatar
    William Martin
    Admin

    Cantidad de envíos : 1683
    Puntos : 29327
    Reputación : 36
    Fecha de inscripción : 22/02/2009

    La ciudad de Salthish

    Mensaje  William Martin el Vie Mar 12, 2010 8:06 am

    La ciudad de Salthish



    ¿Cuántas veces hemos oído e incluso dicho, que en Huelva no hay monumentos, edificios o construcciones antiguas que visitar?

    Y no se está falto de razón, pero no lejos de aquí y sin salir de Huelva, nos encontramos unos restos arqueológicos realmente importantes, mucho más de lo que podría parecer a la vista de lo poco divulgado que esta su existencia.

    Dentro de las Marismas del Odiel, en la isla Saltes y más concretamente en la zona conocida como el Almendral, se encuentran los restos de una ciudad medieval musulmana, la ciudad de Salthish. Pero no nos equivoquemos, no se tratan de unos simples restos de una pequeña población, se trata de toda la estructura de una ciudad completa, perfectamente definida, de forma ortogonal (calles rectas y perpendiculares que es poco habitual en las ciudades islámicas), y que llegó a alcanzar una población de 10000 habitantes, y estamos hablando de 10000 habitantes de la época, que va desde el siglo VIII al XIII d.C.




    En ella se pueden encontrar restos de una fortaleza con seis torres cuadradas y muros de más de dos metros de grosor, así como numerosas casas, construidas apoyadas unas sobre otras, con un patio central, pavimentos de ladrillo cocido, pozos decorados con motivos florares y brocal de cerámica vidriada, y en algunas, jardines, además de un puerto desde donde, entre otras cosas, se dirigían a lo que hoy es Punta Umbría, a recoger agua.

    Pero no es sólo una ciudad medieval musulmana. Igualmente aparecen restos de poblamientos romanos, de salazones y de un templo de la época, esto también tiene su importancia ya que el lugar demuestra un asentamiento continuado desde la antigüedad hasta la época musulmana.

    Pero aún excavando mas profundo, encontramos restos tartésicos a varios metros de profundidad. Cabe señalar que esta isla era uno los lugares citados como posible ubicación de la ciudad de Tartessos, ya que reúne prácticamente los mismos requisitos que Huelva capital y además es una isla (requisitos recogidos en el artículo de “La ciudad de Tartessos en Huelva capital”). Una de las razones por la que la descartaban como localización de la ciudad, era porque se pensaba que la isla era demasiado pequeña para esa ciudad (aunque quizás no).

    Esta ciudad basaba su economía, al parecer por los restos encontrados, en la metalurgia del hierro, siendo el último eslabón en el tratamiento de este metal, aunque también tenían ricos cultivos de legumbres y cereales además de ganadería.

    Pasó por varias conquistas, siendo sede de la Taifa de los Bekríes, después formó parte del reino de taifa de Huelva y Saltés, siendo finalmente conquistada por el reino de Taifa de Sevilla de al- Mutadid. Permaneció habitada hasta que en el siglo XIII, XIV sufrió un rápido despoblamiento, y a finales de este último ya solo quedaban ruinas de la ciudad. No se sabe a ciencia cierta a qué fue debido, pero la ciudad no presenta signo de que llegase a ser cristiana y quizás fuese el periodo de conquistas cristianas lo que provocase este despoblamiento.

    Como curiosidad, pese a que en la actualidad es un paraje natural de enorme valor ecológico, esta zona después de la desaparición de la ciudad se consideraba poco saludable llegando a ser utilizado como leprosería. También se usó como coto de caza de los nobles.

    En el lugar se han realizado excavaciones desde mediados de los años 80, que han ido sacando estos restos y descubriendo cimientos de viviendas y otros edificios de la ciudad medieval, pero estas ya hace unos años que pararon, y aunque quedaron acondicionados para poder visitar diversos restos con algún panel explicativo, estos al quedar prácticamente abandonados, paulatinamente han ido quedando cubiertos por la vegetación que crece inapelablemente.





    Los terrenos en los que se encuentra ubicado el yacimiento, hasta hace poco eran de propiedad privada (alguna vez se intentó incluso especular urbanísticamente con la isla) pero hace poco que fue adquirida por la Junta de Andalucía, al ejercer derecho de retracto, como se informa en este enlace:

    http://www.huelvainformacion.es/article/huelva/300382/saltes/una/ciudad/islamica/corazon/marismas/odiel.html#opi

    Por lo que espero que esto provoque la vuelta a su excavación y estudió, y se acondicione para posibles visitas.

    En la actualidad no puede visitarse, pero no por el abandono ni por razones administrativas, sino porque como es sabido, se encuentra en un paraje natural en el que en estos momentos está criando el águila pescadora, hecho este, también de importancia ya que al parecer esto no ocurría en España desde hace 35 años. Sin embargo, es muy posible que a partir de agosto pueda volver a visitarse, previa solicitud en el “Centro de visitantes de Marismas del Odiel“, que se encuentra en Calatilla, dónde además os informarán sobre lo que necesitéis, aunque como ya indiqué, sólo está al descubierto una pequeña parte de la cuidad y desde hace un tiempo está casi todo tapado por la vegetación, pero sin duda, sería muy interesante acceder y poder disfrutar


    Estos restos, a mi modo de ver, tienen un gran potencial, arqueológico, histórico e incluso turístico, ya que pasa por ser el yacimiento arqueológico más importante de la provincia, que en una ciudad como la nuestra con escasez de lugares que visitar, no vendría mal algo así, acondicionado y cuidado de posibles expolios. Y es que la historia de Huelva es amplia y variada aunque a veces no nos acordemos de ella, y nos limitemos siempre a lo mismo.

    Neoptolemo.


    http://lahuelvacateta.wordpress.com/2009/06/28/la-ciudad-de-salthish/#comment-8428
    avatar
    Canaleta

    Cantidad de envíos : 88
    Puntos : 17551
    Reputación : 0
    Fecha de inscripción : 26/02/2009

    Re: La ciudad de Salthish

    Mensaje  Canaleta el Vie Mar 12, 2010 4:08 pm

    ¿A quien pertenecía antes de ser vendida al tal "Sandokan" implicado en el caso Malaya?Una vez que la compra la Junta ¿que tiene previsto hacer con Saltés?A ver si alguien sabría contestar a dichas preguntas.Ya que nadie hace nada podríamos mandar una exposición de lo que representa este enclave y su posible relación con Tartessos a Discovery Channel,National Geogrhapic...quizás se interesen e inviertan en una investigación en profundidad.

    No debería realizarse el proyecto de la Peguera,el de los hoteles, por que,sin duda esa zona debe guardar restos arqueológicos de importancia.
    avatar
    AbrmoralesM

    Cantidad de envíos : 752
    Puntos : 18312
    Reputación : 8
    Fecha de inscripción : 03/03/2009

    Re: La ciudad de Salthish

    Mensaje  AbrmoralesM el Vie Mar 12, 2010 7:48 pm

    Canaleta, el año pasado, si creo que fue el pasado o el otro...como pasa el tiempo joe...en Grecia hubo una reunión de alto nivel donde se hablo de la isla Saltes y de lo que no es la isla...sobre todo de lo que se sabe pero no se dice aun que ahi en las marismas. En dicha reunión entre otros había miembros de National Geographic, es más, te puedo asegurar que el año pasado estuvieron aquí...pasa que por desgracia nos ha tocado una crisis mundial que afecta a todos y para todo, pero estoy segurisimo que cuando salgamos de ella y el dinero empiece a circular de nuevo tendremos muchas noticias...te aseguro que saldremos en muchos medios internacionales...

    Sobre los dueños de la isla Saltes anterior a Sandokan te digo que pertenecía a un Cordobes.
    avatar
    William Martin
    Admin

    Cantidad de envíos : 1683
    Puntos : 29327
    Reputación : 36
    Fecha de inscripción : 22/02/2009

    Re: La ciudad de Salthish

    Mensaje  William Martin el Miér Nov 24, 2010 7:23 am

    Batalla de la Isla Saltés


    Batalla de la Isla Saltés (17 de julio de 1381), combate naval entre una escuadra portuguesa y otra castellana, con victoria de la segunda, desarrollado fundamentalmente en aguas próximas a la Isla Saltés (en la actual provincia de Huelva, Andalucía, España), durante la Tercera Guerra Fernandina.


    Antecedentes

    Fernando I de Portugal sostuvo, a raíz de la muerte de Pedro I, tres conflictos con Castilla (por la posesión de cuyo trono alegaba tener derechos), conocidos como Guerras Fernandinas. En 1381, rompiendo el Tratado de Santarem (1373) que puso paz a la segunda, decidió atacar de nuevo a Castilla, iniciando así la tercera. Para ello contaba con una recién firmada alianza con la Inglaterra del joven Ricardo II. El duque de Lancaster también tenía, desde 1371, pretensiones al trono castellano, y vio en este pacto un medio para hacerlas efectivas. Por ello se comprometió a desembarcar unos 2.000 hombres (la mitad de ellos eran los temibles arqueros ingleses), al mando del conde de Cambridge, en Lisboa, para apoyar a continuación con ellos una incursión lusa en territorio enemigo.

    Para impedir que el contingente aliado fuera interceptado en alta mar por la armada de Castilla, el monarca portugués planificó un bloqueo naval en torno a la desembocadura del Guadalquivir, pues por allá habría de salir necesariamnete la escuadra enemiga que, al frente del Almirante Fernando Sánchez de Tovar, estaba entonces anclada en Sevilla. Conociendo la cantidad de galeras que la componían (17), armó otra superior en número (23 galeras), que marchó desde Lisboa, a mediados de julio de 1381, al mando de su cuñado Juan Alfonso Tello, conde de Barcellos.


    Batalla

    Sin embargo, prácticamente al mismo tiempo que se daba dicha partida, zarpaba ya de su base hispalense Sánchez de Tovar, poniendo rumbo noroeste tras salir después a mar abierto. El día 17, navegando en sentidos opuestos, las dos escuadras se avistaron mutuamente frente a las costas del Algarve. En ese momento, tras evaluar la situación, el almirante castellano consideró muy improbable obtener una victoria en tales circunstancias, y ordenó virar y regresar a puerto. Su homólogo portugués vio entonces una oportunidad única de vencer al rival que se retiraba, y se inició una persecución.

    A partir de esos instantes se puso de manifiesto la sobresaliente inteligencia táctica de Tovar como marino. Ordenó remar a sus hombres a un fuerte ritmo, obligando a sus perseguidores a elevar al máximo el esfuerzo para intentar superar la rapidez del contrincante. Pero dada la distinta velocidad a la que avanzaban, iba aumentando la distancia entre los barcos portugueses, estirándose su formación. Tras unas dos horas de boga, el agotamiento, la sed y el calor del verano hicieron mella en los remeros lusos, y muchas de sus naves se quedaron rezagadas. Ocho de ellas, al pasar frente a la pequeña Isla de Saltés (cerca de Huelva), se detuvieron a destruir los bienes de los pescadores de las cercanías, pretendiendo con ello eliminar la competencia que estos suponían para los de Portugal.

    Tovar mandó entonces parar a los suyos. Descansaron lo justo para, a continuación, virar las proas y lanzarse en formación compacta hacia el enemigo. Acometieron con gran fuerza a las galeras de vanguardia, rindiéndolas fácilmente. Después, el resto de ellas se aproximaron de una en una a los castellanos, quienes a su llegada las iban capturando sin dificultad. Habían caído en una trampa de la que no podían librarse: necesitaban imperiosamente remar lo más rápido posible para arribar cuanto antes a la línea de combate, sumándose así a sus compañeros en apuros para tratar de evitar una derrota que se iba consumando progresivamente. Pero a la vez esto hacía que su cansancio al darse la pelea fuera mayor, incapacitándoles de esta forma para enfrentarse con éxito a los hombres de Castilla. Un subalterno, Alfonso Añes, aconsejó durante la jornada al almirante portugués frenar y reagrupar las fuerzas, pero este (a la sazón con una escasa experiencia militar) se negó a considerarlo y juzgó prioritario alcanzar cuanto antes a los perseguidos. Tal vez pensó que si optaba por hacer caso a la sugerencia Tovar podría evadirse definitivamente, y a él se le escaparía un triunfo que había dado por seguro, teniendo entonces que retornar a Lisboa deshonrrosamente fracasado, pues las expectativas de victoria con las que le despidió el soberano en el puerto fueron muy altas.

    Consecuencias

    Sólo una (que no llegó al combate y volvió al lugar de partida) de las 23 galeras portuguesas se libró de ser capturada por los hombres de Fernando Sánchez de Tovar, quien entró triunfante con sus 22 presas en el puerto de Sevilla, con gran júbilo de sus habitantes. No obstante, este hecho permitió a los ingleses atracar en Lisboa y desembarcar allá sus fuerzas, tal como pretendían, sin impedimentos. Seguidamente dispusieron sus barcos preparándose para un encuentro con el almirante castellano, pero al no acudir este finalmente, las naves regresaron a Inglaterra, quedando en la ciudad las fuerzas terrestres.

    La rotunda victoria de la flota de Tovar tuvo evidentes consecuencias para la Guerra Fernandina. Anuló la capacidad ofensiva naval de Portugal, quien tuvo que dar por hecha la supremacía castellana en el Atlántico. Ese año los lusos no pudieron armar más flotas contra Castilla, quien, por su parte, no necesitaba hacer lo mismo, pues con la que disponía ya ejercía el dominio efectivo de las aguas. Por tanto, con la Batalla de Saltés se dio por terminada la campaña marítima de 1381.

    Los efectos de la derrota portuguesa también se sintieron al año siguiente, cuando el reino tuvo que afrontar, más debilitado militarmente que de costumbre, una vigorosa ofensiva por mar y tierra de los castellanos. Estos llegaron hasta las puertas de Lisboa, obligando a Fernando I a firmar en agosto la paz con Juan I, mediante el Tratado de Elvas.


    http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_la_Isla_Salt%C3%A9s
    avatar
    William Martin
    Admin

    Cantidad de envíos : 1683
    Puntos : 29327
    Reputación : 36
    Fecha de inscripción : 22/02/2009

    Re: La ciudad de Salthish

    Mensaje  William Martin el Dom Feb 26, 2012 8:23 am

    Un paseo por la ciudad de Saltés





    Un paseo por la ciudad de Saltés en el milenio del reino de Taifa. Un grupo de onubenses realizó ayer una visita guiada al yacimiento arqueológico de la isla de Saltés, organizada por la Junta de Andalucía y la sociedad de educación ambiental Platalea, que contó con la presencia del consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, los delegados del Gobierno andaluz, Medio Ambiente y Cultura, Manuel Alfonso Jiménez, Juan Manuel López y Ángel Romero, así como de la directora del Museo Provincial de Huelva, Juana Bedia.

    Los visitantes viajaron en el tiempo en lo que es hoy un paraje natural, haciendo una lectura del yacimiento arqueológico, a través de las explicaciones de los expertos, aunque sólo son visibles los restos de tres viviendas de la ciudad islámica -el resto está tapado como medida de conservación- y estén invadidos por la maleza. Son una muestra del importante patrimonio histórico y cultural que posee la isla, vestigio de una de las épocas de mayor esplendor.

    Díaz Trillo comentó que el objetivo de la Junta de Andalucía es que el yacimiento arqueológico sea de propiedad pública y se convierta "en espacio de conocimiento". Para Cultura es prioritario la adquisición de los terrenos.

    "Debería ser visita obligada para los colegios", apuntó a Díaz Trillo una de las visitantes. El consejero de Medio Ambiente señaló que lo que se pretende con iniciativas como estas visitas guiadas es que "la gente se acerque y conozca Saltés, que conozca la riqueza de este paraje natural".

    Según Díaz Trillo, aprovechar el potencial del patrimonio cultural de la Isla de Saltés -especialmente en torno a su yacimiento arqueológico- como motor de divulgación y conservación de los valores ambientales del Paraje Natural Marismas del Odiel es uno de los principales propósitos de la Consejería de Medio Ambiente, reflejado en los objetivos del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del espacio natural protegido.

    Partiendo de una reconstrucción hipotética del paisaje urbano de Saltés, de Marie-Noëlle Baudrand, la visita a la ciudad comenzó en lo que sería el centro de la misma, en medio de núcleo de viviendas. Casas de una sola planta, encaladas, formando manzanas entre calles estrechas (un metro sesenta centímetros aproximadamente), con canalizaciones. En uno de los laterales, separado de las viviendas, se encontrarían los talleres de metalurgia. En la zona más alta la alcazaba, donde se cree que en época romana podrá estar un templo dedicado a Hércules, y abajo, la atarazana.

    Tras orientar al grupo, Diego Vázquez, de Platalea, que hizo de guía, los condujo por una imaginaria calle de la ciudad hasta los restos de las tres casas que son visibles, denominadas 1A, 1B, 1C, realizando una parada en la 1B, una vivienda de una sola planta distribuida en torno a un patio central. La puerta de entrada da paso al zaguán en recodo que desemboca en el patio central, en el que había un espacio de tierra para el cultivo de plantas aromáticas. Se conserva el pozo de agua dulce con su brocal. A un lado está la cocina con su alacena y la letrina, con canal de desagüe, y enfrente dos habitaciones y una alcoba.

    En otra de las casas se puede apreciar en su patio central sillares de la época romana, que podrían ser del mítico templo dedicado a Hércules. La visita continuó, campo a través, por los restos de la alcazaba, en la zona más alta, para a continuación volver sobre los pasos andados.

    http://www.huelvainformacion.es/article/huelva/1193743/paseo/por/la/ciudad/saltes.html

    Contenido patrocinado

    Re: La ciudad de Salthish

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Sáb Sep 22, 2018 3:07 am